Concepto Multiculturalismo: ética, regla de oro en todas las religiones

El principio de la “regla de oro” haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti

Por Cristina Amalia Lopez

MODELBA  –  CONPANAC – A.A.MODA – BOOK 21 – ALADI                                                              Docente de la Universidad de Palermo

Dentro del multiculturalismo el comportamiento ético adquiere un valor fundamental en las relaciones humanas. Es un facilitador para la vinculación interpersonal basada en el respeto por la diversidad y el entendimiento entre el bien y el mal y sus diferencias y consecuencias. Analizando la evolución del pensamiento vemos como está presente en todas las religiones y a través de esta investigación ponemos de manifiesto como “La regla de oro” es el fundamento para la teoría de la llamada ética de la reciprocidad.

En esta oportunidad nos vamos a referir a la ética en el comportamiento humano y analizaremos como la Regla de Oro está presente en todas las creencias y religiones como elemento o concausa de nuestra forma de proceder, siendo la causa de un efecto surgido de nuestra condición humana.

En nuestra nota anterior (1) decíamos que el multiculturalismo se ha concebido como una oposición a la tendencia de las sociedades modernas hacia la unificación y la universalización de la cultura y celebra y pretende proteger la variedad cultural, al tiempo que se centra sobre las frecuentes relaciones de desigualdad de las minorías respecto a las culturas mayoritarias, esto no puede ocurrir sin un comportamiento humano regido por la ética, porque como afirmamos las relaciones interculturales se establecen cuando la relación está basada en el respeto a la diversidad y el enriquecimiento mutuo del intercambio humano, ya que la interculturalidad es un proceso de comunicación e interacción entre personas donde se concibe que ningún grupo cultural esté por encima del otro, favoreciendo así la integración y convivencia entre culturas.

Traer entonces a este escenario la importancia del contenido ético en nuestros actos nos remite a la regla de oro como principio moral general común a todas las culturas ya que claramente se refiere al tratamiento que le brindamos a las personas en nuestra relación de convivencia pensando en tratar a los demás igual que lo que quisiera uno ser tratado, creando reciprocidad. Un elemento clave de la Regla de oro es que una persona que intenta vivir con esta regla trata a todo el mundo y no solo a miembros de su grupo con consideración.

La aplicación de la regla del oro es tan antigua como la existencia del hombre, el filósofo griego Epicuro (2) consideraba que la felicidad consiste en vivir en continuo placer y que para ello es preciso alejarse de los miedos. La ética de Epicuro se basa en dos polos opuestos: el miedo por un lado, que debe ser evitado (el miedo a los dioses, el miedo a la muerte, el miedo al dolor y el miedo al fracaso en la búsqueda del bien), y el placer al otro extremo, como elemento que se persigue para alcanzar la felicidad, por ello el concepto de Epicuro sobre la regla de oro, es “ética de la reciprocidad” (dar énfasis en minimizar el daño para así maximizar la felicidad de todas las personas). Más tarde, este concepto fue recogido por los pensadores democráticos de la Revolución francesa y otros, como John Locke, quien escribió que la gente tiene derecho a “la vida, la libertad y la propiedad” pues el propio cuerpo es parte de sus bienes y por tanto, un derecho a la propiedad que teóricamente garantiza la seguridad de las personas así como sus posesiones.

El principio entonces de la regla dorada o la ética de la reciprocidad como comportamiento humano sostenible en el tiempo está presente en todas las religiones, como lo veremos a continuación analizando las distintas creencias.

En la cultura oriental, el Mahabharata (escrita probablemente desde el siglo IV a.C. Al siglo IV d.C. ver 3) es la más grande de las obras escritas en sánscrito que contiene todo el saber religioso de la India, en ella se habla de los cuatro objetivos de la vida, haciendo mención a el Dhrama u orden moral, el Artha que es el bienestar, el Kama referido al placer y el Moksa que es la liberación. Del Mahabharta forman parte el Bhagavad-gita, y el Ramayana, en cuyos poemas se narran episodios de la vida de grandes guerreros en donde Krishna es la figura central del primero y Rama, la del segundo y menciona que -“No debería comportarse de forma que sea desagradable para uno mismo: ésta es la esencia de la moralidad”. XIII, 114, 8. Y “No hagas a los demás lo que no es bueno para ti” XIII, 115, 22-.

Sin duda no podemos hablar de ética sin señalar las máximas virtudes que nos enseña el Confucionismo, nos referimos al amor al prójimo y el respeto a los mayores y antepasados, la tolerancia, la bondad y la benevolencia. Confucio (de China 551 a. C. – 479 a. C.) hablaba de ella cuando lo interpelaron sobre si había algún valor de acuerdo con el cual pueda actuarse a lo largo de la vida y respondió; -“Nunca obres con los demás lo que no quieras que obren contigo”-(Confucio 15,23).  En sí la filosofía del Confucionismo y la esencia de sus enseñanzas se condensa en la buena conducta en la vida donde están presentes los valores de la caridad y la justicia, y también el buen gobierno del Estado (ya hablaremos oportunamente sobre gobernanza)  donde prima el respeto a la jerarquía (uno de los principios fundamentales del Ceremonial), preservando la tradición, el estudio de las distintas ciencias y lo gravitatorio de la meditación en la evolución del pensamiento humano.

Las Escrituras budistas también hablan de la regla de oro en Samyutta Nikaya (4) que es la colección de los Discursos Agrupados Temáticamente con escritos budistas que forma parte del Sutta pitaka del Canon Pali, la colección de los antiguos textos budistas escritos en idioma Pali que constituye el cuerpo doctrinal y fundacional del budismo Theravāda (Recomendamos leer la nota de nuestro blog  Identidad Vietnamita: Influencia del budismo y su contenido filosófico en el Tam Giáo https://impulsocultural.wordpress.com/2012/07/29/identidad-vietnamita-influencia-del-budismo-y-su-contenido-filosofico-en-el-tam-giao/) y que se compone mayoritariamente de los discursos pronunciados por Buda y sus discípulos más cercanos.  De esta recopilación rescatamos este pensamiento “Un estado que no sea agradable o placentero para mí, tampoco lo será para él; y ¿cómo puedo imponer a los demás un estado que no me resulta agradable ni placentero para mí?” Sanyutta Nikaya V, 353.35-342.2.

Si nos remontamos a la literatura persa (presente en la actualidad en Afganistán, India, Pakistán y Asia Central) que abarca un período cultural de 2.500 años, y tomamos los escritos zoroastrianos  (en su mayoría destruidos durante la conquista de Persia -hoy Irán- por el Islam, aunque los parsi que huyeron a la India llevaron algunos de los libros del Cánon de Zoroastro, incluyendo varios Avesta y los antiguos comentarios – Zend) encontramos en estos documento pre-islámicos este mandato “Lo que es bueno para todos y para uno, para quienquiera: eso es bueno para mí. (…) Lo que sea bueno para mí, eso mismo debería juzgarlo para todos”. 8ª Gãthã, Yasna 43-1. Cabe aclarar que las obras que se conservan, sea en persa antiguo o en persa medio, datan de épocas tan remotas como el año 650 a.C., fecha de las inscripciones aqueménidas más antiguas que se conocen. La mayor parte de la literatura, sin embargo, proviene de la época posterior a la conquista islámica de Persia (Irán), cerca del año 650. Luego de que los abasíes llegaran al poder (750), los persas se convirtieron en los escribas y burócratas del imperio, y paulatinamente, también en sus escritores y poetas. Escribieron en su propio idioma y en árabe, predominando el primero en los círculos literarios. Poetas como Saadi, Hafiz, Rumi y Omar Jayyam son bien conocidos en todo el mundo y han influenciado la literatura de varios países. (5)

En el Corán, libro sagrado del Islam (religión monoteísta abrahamica) revelado al profeta Mahoma encontramos el mensaje de la regla de oro cuando se menciona “…Ay de los que escatiman, esos que, cuando se miden con la gente, dan la medida completa, más cuando miden o pesan para ellos, la soslayan.” 83:1-3, Muhammad (recomendamos leer código de ética islámica ver 6).

Mírzá Husayn-`Alí que se proclamó Bahá’u’lláh (Gloria de Dios en árabe) fundador de la Fe bahá’í, (la más joven de las religiones mundiales) reveló numerosas tablas, epístolas y obras de carácter religioso, las más notables son el Kitáb-i-Aqdas y el Libro de la Certeza y en algunas de sus citas vemos el carácter intrínseco del regla de oro como por ejemplo cuando dice -“¡Oh, hijo del Espíritu! En verdad, haz de saber, que quien exhorte a los hombres a ser justos en tanto que él mismo cometa iniquidad no es de los míos, aunque lleve Mi nombre (…) ¡Oh hijo del Ser! No atribuyas a ningún alma lo que no desearías que te atribuyesen a ti, ni digas lo que no haces. Éste es Mi mandamiento para ti, cúmplelo”- Árabe 28-29 Bahá’u’lláh. Así podemos citar varias frases que representan la importancia de la regla de oro – “Ninguno de vosotros tiene fe si no desea para su hermano lo que desea para sí”. Al-Bukhárí, Citado en Maulana Muhammada ‘Ali, A Manual of Hadith, cap. II, nº9. Mírzá Husayn-`Alí, Bahá’u’lláh “Aquel que es Vuestro Señor, el Todo misericordioso, abriga el deseo en su corazón de contemplar a toda la raza humana como a una sola alma y un solo cuerpo”. También cuando dice “Escoge para tu prójimo lo que escoges para ti mismo”. Tablas 6:20. Bahá’u’lláh, y cuando habla de que “No deberías desearles a los demás lo que no desee para sí, ni prometer lo que no haya de cumplir.” 215. Bahá’u’lláh y “No cargues ningún alma con lo que no desearías que cargasen sobre ti, ni le desees a nadie ninguna de las cosas que no deseáis para vosotros mismos”. Pasajes 66:8. Bahá’u’lláh (ver 7)

En la cultura occidental, la fórmula más conocida es la del mismo Jesús en el Sermón de la Montaña: “… todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos…”. Presente en el Evangelio en Mateo 7.12;  “Por tanto, todas aquellas cosas que quisierais que los hombres os hagan, obradlas asimismo con ellos: pues ésta es la ley y los profetas”. Esta regla tradicional ha sido tan estimada que ha sido considerada la “regla dorada” también en Lucas 6,31 cuando dice; -“También, así como quieren que los hombres les hagan a ustedes, háganles de igual manera a ellos”-. En Libro de Tobías del Antiguo Testamento se menciona “Lo que no desees para ti, no lo hagas con los demás” 4.15.

En el judaísmo por ejemplo se enseña que lo que es odioso para ti, no se lo hagas al prójimo, lo vemos en el Talmud “No obres con los demás aquello que no desees que obren contigo.” Rabino Hillel, Shabbat 31ª. Una características del judaísmo, que lo diferencia de las otras religiones monoteístas, radica en que se considera no sólo una religión, sino también una tradición y una cultura. La tradición y la cultura judía son muy diversas y heterogéneas, ya que se desarrollaron de modos distintos en las diferentes comunidades, y cada comunidad local incorporó elementos culturales de los distintos países en los que vivieron los judíos a partir de la dispersión, en cambio las otras religiones trascienden varias naciones y culturas, mientras que el judaísmo se considera la religión y la cultura de un pueblo específico y  no exige de los no judíos unirse al pueblo judío ni adoptar su religión. Cabe aclarar entonces de acuerdo a lo expresado que se puede concluir con que la religión, la cultura y el pueblo judío pueden considerarse conceptos separados, pero están estrechamente interrelacionados. Incluso, los preceptos jurídicos, éticos, morales y religiosos que emanan de la Torá, y que junto a su explicación de la Mishná (término hebreo que significa “repetición” o “estudio” es el nombre dado a la más antigua post-biblical codificación de la ley oral judía ver 8) conforman el corpus jurídico principal del judaísmo, el Talmud, son conocidos como la ley judía o Halajá (camino) que son los mandamientos que  comandan el ciclo íntegro de la vida judía observante, desde la circuncisión al nacer (Génesis 17.10), pasando por la alimentación (la Cashrut, Levítico 11.1-47), la vida íntima (Levítico 12.1-8), la vestimenta (Levítico 19.19), y así todos los hitos principales de la vida del hombre, hasta su muerte. 

En la Argentina, el Movimiento Humanista de la mano de su emblemático fundador  Mario Rodríguez, más conocido como Silo, emitió numerosos mensajes referidos a la regla de oro al afirmar que “Cuando tratas a los demás como quieres que te traten te liberas” El Mensaje de Silo, El Libro, Cap. XIII “Los principios”, Principio 10.  En una de sus últimas intervenciones públicas (en Berlín el 11 de noviembre de 2009) en la conferencia titulada “El significado de la Paz y la No violencia en el momento actual. La Marcha Mundial”, Silo exhortó al desarme nuclear mundial como principal urgencia.15 16 17  y se refirió a temas éticos como la forma de establecer vínculos de pacificación (ver 9).

Como vemos la ética nos vincula a todos en las diferentes creencias y religiones en busca del entendimiento, ya que como lo expresamos al principio de la nota integra el conjunto de normas y costumbres que regulan las relaciones humanas de un colectivo.

En términos generales, podemos decir entonces que  los conceptos de ética y moral significan lo mismo, pues ambos términos proceden de palabras con raíces similares, sin embargo, algunos autores establecen cierta diferencia entre ambos conceptos. En este caso, tal diferencia podría explicarse de la siguiente manera: “La ética es la ciencia de la moral mientras que la moral es el objeto de estudio de la ética”. Visto de esta manera, podemos decir que la moral es subjetiva mientras que la ética es universal y objetiva, porque se basa en principios racionales, que trascienden los hábitos y las costumbres particulares. Por ello, si bien pueden existir diversas morales según las costumbres sólo hay una ética, de la misma manera que una sola es la humanidad y una sola la razón humana.

Adoptada entonces, como una regla fundamental “la regla de oro” es innata a la naturaleza humana y considerada la base esencial para el concepto moderno de los derechos humanos. Integra el basamento del conjunto de principios, valores, costumbres y normas de conducta, (adquiridos, asimilados y practicados de un modo estrictamente racional o consciente) que responden a la práctica libre y consciente de la razón para justificar nuestros actos desde el punto de vista del bien y del mal.

En conclusión “la Regla de Oro”  también conocida como Regla Dorada o la Ética de la Reciprocidad, alude a la moral común que une las grandes religiones y que constituye el gran patrimonio de la humanidad, por lo que podemos afirmar, que se encuentra en prácticamente todas las culturas.

Gracias por leerme

Citas

(1)    Proximidad hacia la interculturalidad, sensibilización: “Concepto Multiculturalismo”. El diálogo intercultural para la construcción de espacios de entendimiento y proximidad. https://impulsocultural.wordpress.com/2012/08/27/proximidad-hacia-la-interculturalidad-sensibilizacion-concepto-multiculturalismo/

(2)    Recomendamos leer el placer y la felicidad de Epicuro

http://es.wikipedia.org/wiki/Epicuro#El_placer_y_la_felicidad

(3)    Su nombre significa “La Gran Historia del Pueblo de la India”. El texto se compone de dieciocho libros, llamados “parvan” los cuales superan las cien mil estrofas, compilación que se le atribuye a Vyasa. La obra simboliza la profunda crisis de las instituciones y de los valores que tendrá lugar al final de una era cósmica, anunciando el final de la humanidad.

(4)    Samyutta Nikaya consiste en 2.889 suttas, relativamente cortos, agrupados en 56 diversos temas o samyuttas en cinco principales divisiones. Los estudiosos creen que esta colección, especialmente su última Gran División (Mahavagga), contienen los discursos más antiguos y, consecuentemente, las enseñanzas más auténticas del mismo Buda.

(5)    Recomendamos ampliar conocimiento leyendo: http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_persa

(6)    Recomendamos la lectura del Código de ética islámica para profundizar saberes http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&u=http://islamicbooks.info/H-23-Interesting%2520Articles/Jibouri-Islam-5.htm&prev=/search%3Fq%3Dcoran%2B83:1-3,%2BMuhammad%26hl%3Des%26prmd%3Dimvns&sa=X&ei=W7hEULvmKYKy9gSnhoDYDA&ved=0CFUQ7gEwBg

(7)    http://es.wikiquote.org/wiki/Bah%C3%A1%27u%27ll%C3%A1h

(8)    http://es.wikipedia.org/wiki/Silo_(Mario_Rodr%C3%ADguez)

(9)    Recomendamos profundizar el concepto a través de la lectura de  los siguientes link El significado y el contenido de la Mishná http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Mundo_Judio/42370/

Mishná http://mb-soft.com/believe/tso/mishnah.htm

Recomendamos leer

Expresión & Diálogo intercultural. Cristina Amalia López https://impulsocultural.wordpress.com/2011/10/15/expresion-dialogo-intercultural-cristina-amalia-lopez/

La regla de oro http://fjaviermv.blogspot.com.ar/2008/05/la-regla-de-oro.html

Ética http://es.wikipedia.org/wiki/%c3%89tica

Una nueva era donde sobran garantías éticas sagradas. http://blogs.periodistadigital.com/humanismo.php/2011/12/14/p306907

Multiculturalismo(s), control social y ética de la diferencia Por Rafael Vidal Jiménez  http://www.bdp.org.ar/facultad/publicaciones/trama/13/13-Vidal%20Jimenez_Multiculturalismo-s.pdf

Publicado el 5 septiembre, 2012 en Sin categoría y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: