IDENTIDAD TURCA ARMENIA E IRANÍ: LA ANATOLIA SAGRADA Y LA CUÁDRUPLE FRONTERA

IDENTIDAD TURCA ARMENIA E IRANÍ:   LA ANATOLIA SAGRADA Y LA CUÁDRUPLE FRONTERA

“EL MONTE ARARAT GUARDA UN SECRETO: EL ARCA DE NOÉ”

Por CRISTINA AMALIA LOPEZ

CONPANAC – MODELBA – AA MODA – BOOK 21

DOCENTE EN LA UNIVERSIDAD DE PALERMO

 

La visita a nuestro programa radial IMPULSO CULTURAL del especialista de Armenia y periodista Carlos Hasassian despertó mi curiosidad por saber más del mágico sitio que visité este año,  las tierras de Anatolia, donde convergen los límites de Turquía, Armenia e Irán y el enclave de Najichevan, territorio de Azerbayán, por ello el sitio es conocido como la Cuádruple Frontera.

Para los armenios el monte Ararat tiene un fuerte simbolismo ya que desde Ereván es posible divisarlo y conforma la postal típica más difundida en el mundo.  Sin embargo el Monte Ararat pertenece territorialmente a Turquía, pero es parte de la Armenia Histórica,  por eso se lo considera el símbolo nacional de Armenia.

El monte Ararat  pasa a ser turco tras la división de fronteras pactadas entre la URSS y Turquía en 1923,  cuando las Guerras de Independencia Turcas. Por entonces, los nacionalistas turcos fundaron y constituyeron la moderna Turquía y establecieron el actual territorio nacional turco de acuerdo con el Tratado de Lausana. En esta guerra fue derrotada Grecia, que había recuperado parte de Anatolia occidental, Tracia oriental y algunas islas del mar Egeo (1919-1922), y el Estado de Armenia en el Este (2 de noviembre de 1920, Tratado de Gümrü). El Tratado de Lausana, firmado el 24 de julio de 1923 estableció la mayor parte de los límites actuales del país (exceptuando la Provincia de Hatay que fue cedida a Turquía por Francia en 1939, habiendo pasado por un periodo de gobierno independiente como República de Hatay). A partir de esto Armenia pierde el territorio que comprende el Ararat, que durante siglos le había pertenecido y terminó quedando dentro del territorio turco. La pérdida de un enclave de tanto significado para los armenios (hay que tener en cuenta que el monte Ararat aparece en el centro del Escudo de armas de Armenia) les provoca aún hoy, una enorme decepción, y más porque la montaña es claramente visible desde la mayor parte de la República, incluida su capital Ereván, y es representada a menudo por artistas armenios en pinturas, grabados de obsidiana y demás objetos como un sitio sagrado también.

Este tema es una situación sensible porque no podemos obviar el Genocidio Armenio  (1) en todo este escenario, ocurrido durante el Imperio otomano (de 1915 hasta 1923) en la Primera Guerra Mundial, y que es considerado y reconocido por 22 naciones como “el holocausto armenio”, ya  que comprendió  la deportación forzada en condiciones  infrahumanas obligando a la gente a marchar cientos  de kilómetros por el desierto privados de agua y alimento y los sometieron a vejámenes y violaciones  provocando la brutal  masacre de aproximadamente entre un millón y medio a dos millones de personas.  Sin ánimo de simplificar las razones,  el desprecio por una  cultura distinta, diferencias étnicas y  creencias religiosas antagónicas es lo que desencadenó esta reacción. Además otros grupos étnicos también fueron masacrados por el Imperio otomano durante este período, entre ellos los asirios, los griegos de Ponto y los serbios. Algunos autores consideran que estos actos son parte de la misma política de exterminio  (Rummel, R. J. 2008 The Holocaust in Comparative and Historical Perspective)

De hecho este no es el único tema ríspido en la historia geopolítica de Armenia  ya que existe hoy día el reclamo de las tierras del Alto Karabaj (Nagorno Karabáj); La primera petición para reunificar Karabáj con Armenia se realizó en 1963 al Presidente de la URSS, Nikita Khruschev  y desde entonces, hay dos corrientes antagónicas: en Armenia, a favor de la reunificación, y en Azerbaiján, en contra  (para profundizar el tema recomendamos leer:  Breve historia de Armenia http://www.armspain.com/2010/11/17/breve-historia-de-armenia/)

Sin lugar a dudas el entendimiento y  comprensión de las complejidades del Cáucaso no es sencilla y complican la convivencia pacífica que aspiramos quienes esperamos el diálogo para respuestas que impidan hechos de sangre, y en el interés de centrarme en la cultura es que pondremos el foco en la búsqueda del arca de Noé.

Simbolismos del monte Ararat

Dada su relación directa con el diluvio universal, el Ararat es considerado el símbolo nacional del pueblo armenio, que denomina a su propio país Hayastan que quiere decir  “la tierra de los hijos de Hayk” (que es  uno de los hijos de Noé) sin embargo, tras el establecimiento de la frontera de Turquía con la Armenia soviética en 1921, el Ararat quedó en el lado turco por lo que este antagonismo entre Turquía y Armenia hace que sean muy pocos los armenios que han pisado sus laderas.

La historia del Arca de Noé está escrita en los textos sagrados del judeo-cristianismo, tanto en la Torah como en el Antiguo Testamento, pero también en el Corán de los musulmanes y su origen se remonta al mito sumerio de Ziusudra, en un poema épico llamado Atrahasis de la Mitología Caldea, y el contacto de los hebreos con la cultura mesopotámica después de la caída de Jerusalén pero también el diluvio universal es visto desde diferentes corrientes mitológicas que veremos al final de esta nota.

La Biblia dice que se trata de un arca de madera resinosa divida en compartimentos, calafateada por dentro y por fuera con brea.  De acuerdo al relato, los planos dados a Noé para la construcción del arca tenían las siguientes dimensiones: 135 m de largo, por 22,5 m de ancho y 13,5 m de alto, y que aparentemente podrían resultar suficientes para la fauna local conocida en la época pero seguramente no albergaría a toda la auténtica biodiversidad del planeta, por tanto se deduce que la salvación sólo era local, suponiendo que las medidas originales (en codos) tuviesen la longitud que se acepta hoy día.  Incluso se detallada la existencia de un tragaluz a medio metro del remate, una puerta al costado y tres cubiertas superpuestas.

Las medidas del arca figuran en el capítulo 6, versículo 15, del libro del Génesis: trescientos codos de longitud, cincuenta codos de ancho y treinta codos de altura. Respetando las medidas mencionadas en el párrafo anterior, da el equivalente a un buque de carga de 14.450 toneladas de arqueo bruto, unos 41 mil metros cúbicos de espacio interior. Las tres cubiertas suministrarían una superficie total de 9.100 m2.  Es decir que estamos hablando de una simple caja destinada a flotar y llevar las especies elegidas y el alimento y agua necesarios.

Simbolismo mágico

El testimonio de un anciano armenio que data de 1856, nos ilustra que en una ocasión sirvió de guía a tres científicos visitantes. Según se sabe, hallaron el arca y entraron en ella. Como los  extranjeros querían probar la falsedad del relato bíblico, lo amenazaron de muerte si divulgaba el descubrimiento. Tiempo después en Londres, uno de los exploradores confesó en su lecho de muerte haber visto el Arca sagrada. Por desgracia los documentos se perdieron en un dudoso incendio.

Durante la l Guerra Mundial, un aviador ruso, W. Roskovistsky, afirma haber visto en el Ararat los restos de una antigua embarcación, en consecuencia, en  1917, el Zar envió dos compañías de soldados para investigar la montaña. Supuestamente localizaron el Arca, tomaron fotos y remitieron un informe completo. Pero pocos días después la revolución bolchevique derriba al Zar y en consecuencia los datos jamás fueron publicados.

El 10 de agosto de 1883, el Tribune de Chicago publicó una historia, acerca de un grupo enviado por el gobierno turco para inspeccionar las avalanchas en el Ararat. “Dieron con una estructura gigantesca de madera muy oscura que sobresalía de un glaciar”. Los habitantes de la zona temían acercarse porque “habían visto un espíritu de fiero aspecto asomarse por la ventana superior”.

En busca del Arca de Noé

Según la tradición, el Arca de Noé –de 137 metros de largo y 23 de ancho–, habría varado hace más de cinco mil años en Turquía.

Dada la importancia del Arca de Noé como reliquia, se montaron numerosas  expediciones arqueológicas y búsqueda del hallazgo, pero las condiciones son muy difíciles, el monte Ararat  es uno de los sitios más inaccesibles del mundo, tiene 5156 msnm y hasta hace poco se trataba de una zona militar reservada, en la que operaba la guerrilla kurda del PKK, que hace pocos años secuestro a un grupo de turistas extranjeros que escalaban el Ararat. A esto hay que añadir el frío extremo que agrieta las carreteras e impide los ascensos por la cantidad de nieve acumulada durante casi todo el año.

Según la leyenda, el zar Nicolás II realizó una cruzada en busca del arca perdida en 1916 que habría obtenido pruebas de su existencia pero la Revolución Soviética y el fin del régimen zarista hicieron que dichas evidencias se perdieran para siempre.

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos escaladores o exploradores han señalado haber visto o hallado fragmentos del arca en las inmediaciones de la cima del monte y se realizaron incluso varios documentales acerca del tema que incluyen rastreos satelitales, igualmente las exploraciones han sido limitadas por la situación geopolítica de la zona.

El explorador francés Fernand Navarra escaló el monte Ararat en 1952, 1953, 1955 y 1969. En su tercer viaje encontró una viga de madera que estaba labrada. Para poder sacarla del país y no tener problemas de aduana la cortó en tres trozos.  El análisis mediante carbono 14 en distintos laboratorios ubicó la edad de los trozos de madera entre 650 y 760 d.C., con un margen de error de 100 años, sin embargo, no hay ninguna prueba científica que demuestre que haya sido usada en la construcción de un Arca.

En 1965, un aviador turco fotografió lo que él creía se trataba de la huella de una embarcación entre unos campos de hielo en Ararat. Posteriormente se conocería como la anomalía del Ararat. Esta anomalía es una formación geológica inusual que semeja haber sido depositaria del arca, ya que presenta la forma de un navío, como actualmente se conoce y cuyas medidas son bastante parecidas a las descritas en la Biblia. Esta anomalía geológica hallada a 4600 m de altura en el sector iraní fue identificada, a su vez, en 1974 por satélites.

En 2004 una misión liderada por el ruso Andréi  Poliakov y financiada por un empresario americano buscó confirmar este hallazgo y junto con un equipo periodístico y exploradores rusos y turcos inició la expedición hacia el monte Ararat, donde estaría sepultada bajo el hielo el Arca de Noé.

Imágenes satelitales demostrarían que Arca de Noé está sobre el Monte Ararat al noreste sobre la zona glacial, a 4663msnm,  según dejan traslucir investigaciones del Prof. Porcher Taylor de la Universidad de Richmond en Virginia, realizadas en Turquía,  donde es observable una anomalía de unos 300 metros que podría ser el Arca de Noé (ver 2).  Sin embargo, tampoco ha sido corroborado arqueológicamente, y geológicamente se ha señalado que es solo una formación natural.

En mayo de 2007 la organización ecologista Greenpeace  reprodujo el Arca de Noé en el monte Ararat para advertir a los líderes de los del mundo del peligro de una catástrofe planetaria debido al cambio climático durante una cumbre del G8.

En 2010 el documentalista chino Yeung Wing-Cheung, integrante de un grupo arqueológico turco-chino  aseguró haber encontrado el Arca de Noé en el Monte Ararat, en la frontera entre Turquía e Irán, entendiendo que se trataba del hallazgo de la famosa reliquia bíblica ya que asegura que las pruebas del carbono 14 indican que los restos tienen una antigüedad de 4.800 años.  Sin embargo la comunidad científica se mantiene escéptica por la participación de evangelistas turcos que afirman lo que las escrituras dicen, mientras que los geólogos no comparten la fecha con las escrituras.  Por otra parte, para los musulmanes de Turquía, el Arca de Noé no se posó en la cumbre del Monte Ararat, sino en el Cizre, que está situado más al sur.

El investigador Sergio Fuster señaló en su informe “EL SECRETO DEL MONTE ARARAT “ que se trata de un lugar simbólico y que Los turcos lo llaman “AGRIDAGI” (monte del Arca);  los persas la conocen como KUHI-NUIH (montaña de Noé) y los musulmanes le dicen “EL JUDI” .  El mito hindú del diluvio habla de una montaña al norte). Los griegos mencionan al monte Parnaso o el Otris en Tesalia. Pero el hecho que fuera en realidad el monte Ararat donde reposó el Arca, está apoyado por dos tradiciones antiquísimas: El Antiguo Testamento y La Epopeya de Gilgamesh (un mito sumerio).  En Génesis 8:4, la mayoría de las Biblias traducen “el Arca descanso sobre los montes Ararat”, aunque algunas traducciones prefieren vertir “las montañas de Armenia”. En hebreo “HAR” significa: elevación o cordillera y “RARAT” especifica un pico determinado. En el rollo de Isaías I de Qumram  se lee “Hurarat” (Lit.Ararat . En el targúm de Onquelos, del Pentateuco Samaritano y en la versión siríaca de la Biblia se lee por Ararat “QARDU” (Kurdistan), conocido en lengua armenia como Nisir    El monte Nisir es donde Ut-napistim (el Noé del mito sumerio) dejó varada su embarcación después del diluvio. Gilgamesh, el héroe de la epopeya, tiene que viajar más allá del tránsito solar, donde habitan los hombres escorpiones (Los kurdos en la actualidad estampan figuras de escorpiones). Su objetivo era encontrar a Ut-napistim, para que le develara el secreto de la inmortalidad. Allí al norte, donde están las fuentes del Eufrates, en la antigüedad existía el reino de Urartu. Ut-napistim, según el mismo mito, era hijo de “Ubartutu”, quizás haciendo referencia a esta región. Es significativo que el nombre Ararat proviene de esta etimología. Por lo tanto, los montes Ararat y Nisir parecen hacer alusión al mismo lugar de descanso”. Es el guardián del Arca salvífica y es patrimonio de fe en un sentido universal.

Más historias sobre el diluvio vistas desde distintas corrientes mitológicas

Con el fin de ampliar aún más los conocimientos sobre el tema rescaté estos datos interesantes que también amplían otras visiones sobre el tema del diluvio, visto desde otras culturas según la enciclopedia virtual Wikipedia que dice lo siguiente: “La historia sobre el diluvio bíblico, o su versión de Mesopotamia, no son las únicas historias sobre esta temática. Así, igualmente existen otras historias de diluvios en otras culturas del mundo. No obstante, hay que tener en consideración que “no existen pruebas” de que realmente estén relacionadas o que correspondan al mismo fenómeno, como sucede con la versión de Noé y la de Uta-na-pistim.”

Otras  historias sobre el diluvio, versiones:

En la Mitología Hindú “Manu” (en sánscrito significa mente) es el nombre del primer ser humano, el primer rey que reinó sobre la Tierra, y que fue salvado del diluvio universal. Según las Escrituras védicas de la India, el rey llamado Svayambhuva Manu, fue avisado del diluvio por una encarnación de Visnú en forma de un gigantesco pez (Matsya Avatar). Matsya arrastró el barco de Manu y lo salvó de la destrucción. El diluvio hindú fue mucho más devastador, ya que el agua no provenía de las nubes de este planeta, sino que se trataba de una creciente del océano que se encuentra en el fondo del universo. (ver Leyenda de Manu http://es.wikipedia.org/wiki/Manu_(hinduismo)#Leyenda_de_Manu)

La mitología griega relata la historia de un gran diluvio producido por Poseidón, quien por orden de Zeus había decidido poner fin a la existencia humana en la edad de bronce, por haber aceptado el fuego que Prometeo había robado del Monte Olimpo. Deucalión y su esposa Pirra fueron los únicos supervivientes. Prometeo le dijo a su hijo Deucalión que construyese un arca en la que introdujera una pareja de cada animal, de forma análoga a la historia bíblica, y así sobrevivieron. Al terminar el diluvio, y una vez que se secó la tierra y las aguas retrocedieron al mar, el arca de Deucalión se posó sobre el monte Parnaso, en donde estaba el oráculo de Temis (Apolo aún no había nacido). Deucalión y Pirra entraron en el templo para que el oráculo les dijera qué debían hacer para volver a poblar la Tierra, y la diosa sólo les dijo: -Vuélvanse hacia atrás y arrojen los huesos de su madre- Deucalión y su mujer adivinaron que el oráculo se refería a las rocas. De esa forma, las piedras arrojadas por Deucalión se convirtieron en hombres, y las arrojadas por Pirra en ninfas o diosas menores, porque aún no se había creado a la mujer.

En las tradiciones del pueblo mapuche, existe una leyenda sobre la inundación del planeta al luchar entre sí dos serpientes,  la llamada Treng treng vilu, protectora de los hombres, y Caicai vilu, enemiga del género humano. Un día fueron advertidos por la culebra amiga Treng treng vilu que la culebra enemiga les preparaba un exterminio mediante una terrible salida del mar y les instó a refugiarse en el cerro sagrado que ella habitaba, donde sólo unos pocos concurrieron. Producida la inundación, a medida que las aguas subían Treng treng vilu elevaba el cerro hasta acercarse al sol. Los refugiados se salvaron y los que fueron alcanzados por las aguas quedaron convertidos en peces, cetáceos y rocas. Así fue cómo se salvó la humanidad al bajar estos pocos hombres desde el cerro en el que se habían refugiado. (ampliar el mito: http://es.wikipedia.org/wiki/Trentren_Vilu_y_Caicai_Vilu#Mito)

La tradición del pueblo de Isla de Pascua dice que sus ancestros llegaron a la isla escapando de la inundación de un mítico continente o isla llamada Hiva que sería el equivalente de la mítica isla Hawaiki de la mitología maorí (maorí significa sabio)  El hundimiento de hiva y el viaje de los antiguos Rapa Nui buscando una nueva isla, siguiendo la ruta de las estrellas, permitieron recientemente a un grupo de investigadores proponer a la Isla Rapa Iti como candidata a ser identificada como Hiva.

En la mitología del pueblo maya se relata la existencia de un diluvio enviado por el dios Huracán (El de una pierna, dios del fuego, viento y de las tormentas) fue uno de las deidades que participaron en la creación del hombre a partir del maíz

En el manuscrito azteca denominado Códice Borgia (Códice Vaticano), se recoge la historia del mundo dividido en edades, de las cuales la última terminó con un gran diluvio a manos de la diosa Chalchitlicue (que en la mitología mexicana significa La de la falda de las piedras preciosas)y  es la diosa de los lagos y corrientes de agua (ver http://es.wikipedia.org/wiki/Chalchitlicue)

En la mitología incaica, Viracocha  es quien destruye a los gigantes con una gran inundación, y dos personas repoblaron la Tierra: Manco Cápac y Mama Ocllo. Únicamente sobrevivieron en cuevas selladas. En el antiguo Cuzco, se le dio gran importancia al ser “el que envió a Manco Cápac y Mama Ocllo a fundar una ciudad”(aunque eso se descartó porque esa leyenda tiene más de fantasía que realidad), ya que los “cuzqueños” creían que en verdad había ocurrido eso. Con el paso de los años se fue olvidando el culto a este dios, y se tomó más importancia al dios Sol(Inti), hasta el reinado de Yahuar Huacac (‘[el que] llora sangre’), que mandó a construir el templo de Wiracocha en la ciudad del Cuzco, ya que Sinchi Roca en su reinado bautizó a akamama como qusqu (= Cuzco).  (profundizar la lectura : http://es.wikipedia.org/wiki/Viracocha#Doctrina_2)

En el lago Titicaca, donde habita un grupo de indígenas conocidos por el nombre de uros o urus, existe una leyenda local que dice que, después del diluvio universal, fue en el lago Titicaca donde se vieron los primeros rayos del Sol.

En la nación africana de Chad, la tribu moussaye en su mitología cuenta la historia de que una vez una familia vivía en un lugar remoto, y que cierto día, la madre quiso preparar una comida opípara para su familia; así que tomó el mortero con su majador para moler el grano y hacerlo harina. (En aquel tiempo el cielo estaba mucho más cerca que ahora. En efecto, si se alargaba la mano, podía tocarse.) Majó el grano con todas sus fuerzas; sí, machacó el mijo y lo hizo pronto harina. Pero al moler, la mujer se descuidó y alzó el majador tan alto que hizo un agujero en el cielo. En el acto empezó a caer a la tierra mucha agua. No era una lluvia normal. Llovió durante siete días y siete noches hasta que toda la tierra quedó anegada. Conforme caía la lluvia, el cielo se iba levantando, hasta que llegó a la altura inalcanzable que ahora tiene. Desde entonces perdimos el privilegio de tocar el cielo con la mano.

Para los Kawesqar, o Alacalufes, de Tierra del Fuego, una gran inundación tuvo lugar en el mundo cuando un joven cazó, para regalarle una buena comida a su novia, a una nutria (o coipo, según otra versión) que por tabú no podía ser cazada. Ésta era una criatura protegida por el espíritu de las aguas, quien, dolido por esta afrenta, hizo subir el mar para vengarse de toda la humanidad. Al final del relato, el joven y su novia se salvan al subir a elevados cerros. Luego son ellos los encargados de repoblar la tierra.

En jeroglíficos encontrados en San Juan, Puerto Rico, indican que Yukiyu, un “dios taíno”, creó una gran inundación. Se dice que se salvaron gracias a que se albergaron en el bosque fluvial del Yunque. La historia ha demostrado que los tainos eran unos mafuteros, ya que se han encontrado piezas de pirex, fillies y bongas hechas en barro.

La mitología guaraní en América del Sur sostiene que durante el tiempo conocido como “Yvy tenonde” (primera tierra), los hombres y los dioses convivían libremente en ésta en abundancia y no existían enfermedades o penurias, hasta que un hombre llamado Jeupié transgredió el tabú máximo: el incesto, al copular con la hermana de su padre. Este hecho fue castigado ejemplarmente con un diluvio (Mba’e-megua guasu) que destruyó aquella tierra primera y produjo la partida de los dioses hacia su morada celestial. Ñamandú, dios principal de los guaranies, decide crear entonces una segunda tierra, aunque imperfecta. Solicita entonces la ayuda de Jakairá quién esparce una bruma vivificante sobre la nueva tierra. Los sobrevivientes del diluvio pasan a habitar esta tierra donde ahora existen la enfermedad, los sufrimientos y la muerte. Desde entonces los hombres habitantes de la “nueva tierra” conocida como Yvy Pyahu estan condenados a la eterna búsqueda de aquella primera tierra perdida que llaman: “Yvymara’eỹ” (Tierra Sin Mal). (leer más detalles en http://es.wikipedia.org/wiki/Mitolog%C3%ADa_guaran%C3%AD#Mito_guaran.C3.AD_de_la_creaci.C3.B3n)

También una leyenda referida al imperio romano tiene lugar en el Ararat, lo que no hace más que reafirmar la importancia histórica de dicho sitio. Allí habrían sido sacrificados los “diez mil mártires del monte Ararat”, soldados romanos convertidos al cristianismo.

En definitiva la cultura armenia (país lindero al monte), lo incluye en sus escudos y muchas de sus simbologías, ya que se lo ve prácticamente desde todo el país, además de formar parte del territorio armenio, durante mucho tiempo por ello de alguna u otra forma el mito seguirá vivo mientras tantos sean los que quieran dar luz a estas dudas que indudablemente interesan a los religiosos como a los científicos y sobretodo a los exploradores que siempre buscan aventuras más allá de los peligros. Lo cierto es que a través de esta investigación hemos podido ingresar al conocimiento de las realidades socio-políticas de esta cuádruple frontera de la que seguramente seguiremos informándonos.

Gracias por leerme

                                                                                            Cristina Amalia López

Citas

(1)    Este material fue publicado por el periódico Identidad-Inknutiun en Abril de 2000. Recopilación Carlos Hassassian. http://www.marash.com.ar/genocidio/historia/genoc1922.htm

(2)    En esta investigación, se anexaron imágenes tomadas por la unidad aérea GeoEye’s Ikonos del satélite QuickBird, el Radarsat 1 de Canadá, y otras tomadas por varias agencias de inteligencia de Estados Unidos.

 

 

Recomendamos la lectura

El secreto del monte Ararat  por Sergio Fuster   http://www.temakel.com/geosagararat.htm

Imágenes satelitales demostrarían que Arca de Noé está sobre Monte Ararat http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=11931

Análisis bíblicos http://es.wikipedia.org/wiki/Diluvio_universal#An.C3.A1lisis_del_texto_del_diluvio_b.C3.ADblico

IMÁGENES DEL MONTE ARARAT http://www.flickr.com/search/show/?q=mount+ararat

VIDEO DEL MONTE ARARAT  http://www.innatia.tv/videos/video–a-monte-ararat-293.html

Publicado el 6 agosto, 2012 en Sin categoría y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: