Cultura Inca: Un viaje de conocimiento a lo ancestral para el rescate cultural del patrimonio incaico

Conociendo el Cusco logramos dimensionar el espíritu sensible de nuestros ancestros americanos en la expresión misma de la evolución y el desarrollo de la comunidad.

Literalmente los incas siguen existiendo, pues sus descendientes aún viven en las montañas y hablan la lengua del imperio “el quechua”, y para ellos, la llama y el maíz siguen siendo su tesoro económico rentable que sostiene su sistema social. Si no fuera que los lugares monumentales que visitamos turísticamente no estuvieran destinados a la preservación patrimonial del incanato, serían usados para sembrar con las mismas técnicas escalonadas. Las evidencias arqueológicas indican que la agricultura se practica en la región desde al menos el 760 a.C. En su sistema comunitario está la clave de su subsistencia. Lo que te permite entender esta organización es que, cuando miras a tu alrededor es posible aprender a ser feliz con solo estar al lado de la naturaleza y junto a ella ser parte armoniosa del sistema.  

Visitar el imperio inca es vivir no solo una aventura y un pasaje a la historia sino adentrarse en el misticismo a través del entendimiento de las costumbres y tradiciones y respetar una cultura de la cual todavía no hemos aprendido lo suficiente.

Mientras uno descubre las distintas culturales y profundiza en el conocimiento se pregunta si es correcto, cuando los llamados civilizados intervenimos los sitios sin muchas veces entender los contextos y realidades, para imponer y someter a los demás a nuestras lenguas, creencias y costumbres; eso hicieron los españoles hace 500 años, saqueando y destruyendo lo existente, sumiendo a la gente en el dolor.

Se han cumplido 100 años del re-descubrimiento del lugar y reclamos genuinos del gobierno peruano aún no han sido escuchados, y las piezas encontradas en Machu Picchu por ejemplo, no han vuelto a su lugar de origen. Hiram Bingham  que lo exploró en primera instancia, se llevó 5.000 piezas arqueológicas a la Universidad de Yale (que costeó sus investigaciones) cuando realizó las excavaciones de Machu Picchu y hoy sólo han regresado unas trescientas al cumplirse el centenario.

Esto nos convida a una reflexión, ya que las conquistas que acompañan a la humanidad desde sus inicios como la impronta necesaria para terminar con ciclos y comenzar otros, nos parece algo natural y lo llamamos evolución y en el proceso no siempre se miden las verdades virtudes del cambio.

Es más, hoy nos seguimos apropiando de espacios y de objetos de una forma científica e incluso turísticamente hablando salimos a conquistar fotos que atesoran nuestro paso por estos lugares que el mundo nos ofrece. Potencialmente pienso que el respeto por la cultura y la idiosincrasia nos ayuda a comprender la identidad; respetando a las personas y sus creencias aprendes a valorar el género humano y sus diversidades. Los invito a leer “Discriminación étnica de la población quechua” (1) para entender la cuestión de la muerte de mujeres y niños incas en la historia reciente.

Personalmente me gustan mucho las leyendas, fábulas y cuentos y entre la realidad y la no ciencia, aparece el místico relato de los q’ero (comunidad ancestral descendiente de los incas) quienes nos cuentan que en tiempos remotos la tierra se volvió inactiva y los Apu (dioses de las montañas) decidieron forjar nuevos seres, entonces crearon a Inkarí y a Qollarí, un hombre y una mujer llenos de sabiduría. Los dioses le obsequiaron a Inkari una barreta de oro, y a Qollari, una rueca, como símbolos de poder y laboriosidad. Cuenta la leyenda que Inkari, recibió la orden de fundar un gran pueblo, donde cayera enhiesta la barreta y fue así como se fundó el Cuzco en un fértil valle, transformándose en centro del imperio inca.

Hablemos del Cusco: centro del mundo

En el Cusco el tiempo pasa deprisa pero parece detenido en la antigüedad, con profundos contrastes que seducen y a la vez nos invitan a la reflexión, capitalizando el encuentro de culturas y la ambición del hombre por poseer el oro y las tierras a cambio de ofrecer una alfabetización entendida como civilizada… lo cual me permite contarles una anécdota que circula entre los lugareños; Existe el comentario de que la escultura emplazada en las avenidas de confluencia en honor a Pachaqutec o Pachakutec con su mano extendida mirando al horizonte en busca del Cristo blanco (que se encuentra a la salida de la ciudad) no hace otro cosa que reclamar la devolución de lo que sus seguidores se han hurtado, mientras que el Cristo con sus manos extendidas dice, “yo no fui”, “a mi no me reclames que no tengo el oro y no tengo nada que ver”.

Les cuento que el monumento a Pachakutec es una edificación de más de 20 metros de altura con nueve niveles que funciona como museo y sirve de base para la escultura de bronce que tiene 11 metros. Se lo honra porque ha sido el más grande visionario urbanístico y planificador, reformador y organizador de su tiempo.

Retomando el relato, les cuento que Cusco, que en quecha se pronuncia Qosqo, significa ombligo, se encuentra a 3300 msnm (2) y es considerado el centro del mundo. Cusco es la antigua capital del Tahauntinsuyo (imperio inca ver 3), donde es posible apreciar las murallas incas y conocer construcciones coloniales de fuerte arraigo español, edificios religiosos que irradian la energía de sus artistas cusqueños influenciados por ideologías nuevas que marcaron una impronta cultural sin precedentes. Ubicada a 3660 msnm en el valle del río Watanay, la ciudad fue fundada por el inca Manqo Qhapaq entre los siglos XI y XII después de Cristo.

Con la llegada de los españoles el 23 de marzo de 1534, la cultura inca cambió abruptamente. Francisco Pizarro se encargó de fundar sobre las bases de las ciudades incaicas que fueron saqueadas, nuevos asentamientos españoles que dejan traslucir una cultura rica en improntas y expresiones que son vivientes a través del tiempo en su arquitectura y desarrollo urbanístico, presente en sus templos, palacios y residencias de descanso imperial.

En el centro de la ciudad uno puede apreciar los palacios incas parado en la Plaza Mayor donde se halla la estatua de Huakaypata, y ver desde allí el palacio del inca Pachacuteq (Qasana) y del inca Roq´a (QoraQora). Y donde hoy está la biblioteca se puede ver el palacio del inca Yupanqui (Hatun Kancha). Para el turista que busca nutrirse de la mezcla de culturas es fácil apreciar cómo sobre las bases de un templo incaico como el del inca Wiracocha (Kiswar Kancha) se alza la Catedral del Cusco y en sus laterales la iglesia de la Sagrada Familia y el Templo del triunfo. Y emplazado sobre el Templo del sol o Qoricancha se alza el convento de Santo Domingo, o al lado Compañía de Jesús vemos los restos del Palacio de las vírgenes del sol (Ajlla Wasi) y las murallas del palacio del inca Wayna Qhapaq (Amaru Kancha).  Concretamente,  por todo ello vale decir que Cusco es considerada la capital arqueológica de América Latina y patrimonio cultural del mundo.

En el museo de Qoricancha por ejemplo, se pueden encontrar fragmentos de cerámica del período inka y apreciar una maqueta de lo que pudo ser este templo en su esplendor.  Es posible ver réplicas pre-incas  y en sus cinco salas de exhibición hay muestras de esculturas, pinturas, momias, textiles y objetos metalúrgicos e instrumentos musicales encontrados producto de las excavaciones realizadas en este lugar. Los tejidos de telar, tallados en madera, pinturas cusqueñas, máscaras, joyas, cerámicas, imaginería se encuentran a lo largo de todo el corredor turísticos de la zona y es destacable el Barrio San Blas como punto de encuentro de los talleres de los más prestigiosos artesanos locales. Los espacios culturales son un centro de atención para quienes amamos el arte, el folklore, la creatividad de los artesanos en las múltiples ferias y mercados y descubrimos en sus fiestas populares como el Corpus Christi la mezcla entre lo ancestral y lo cristiano que lo convierte en un sitio sorprendente.

Cusco, un choque de culturas: veamos algunas teorías.

Si uno quiere realmente conocer sobre la cultura inca es preciso visitar el Museo Histórico Regional si tiene la oportunidad de visitar el Cusco, ya que allí se coleccionan elementos desde el período pleistoceno hasta el incaico en sus catorce salas de exhibición, donde es posible conocer la cultura Chanapata, Killque y Marcavalle, y apreciar las pinturas de la Escuela Cusqueña de los siglos XVI hasta el XVIII.

Con respecto a estas culturas, dice el Dr. Barreda Murillo que: “… habiendo excavado en más de 80 sitios en el Cusco, he hecho grandes descubrimientos, por ejemplo el de la Cultura marcavalle, mil años antes de Cristo (datado con carbono 14), lo cual corrige lo propuesto por Rowe: que dicha cultura era de 800 años antes de Cristo. Hice un seguimiento en las 13 provincias del Cusco y encontré rastros de la Cultura marcavalle, inclusive en Quillabamba…”  El especialista comenta que en Quillabamba, mil años antes de Cristo, ya se cultivaba y trabajaban la coca y que Marcavalle es la cultura primigenia del Cusco, y sostiene que. – es algo que no se difunde. La mayoría todavía sigue a Espinoza, Rostorowsky y Lumbreras, continúan hablando de una arqueología teórica, transcribiendo o parafraseando a cronistas, sin haber excavado en ningún sitio del Cusco. ¡Pero los que tienen que hablar son los vestigios! Lo otro son teorías míticas. Y así se sigue enseñando que Manco Cápac y y los hermanos Ayar fundaron el Imperio inca.

Ciertamente no alcanza solo con leer y apreciar las Crónicas de Garcilaso de la Vega, hay mucho más. Empecemos entonces por comentar que la palabra inca significa gobernante, dueño de algo.

Al leer los trabajos realizados por el Dr. Barreda Murillo in situ uno tiene otra dimensión de lo que conocemos sobre la cultura inca. En sus escritos resalta que como los españoles tomaron contacto con Huayna Cápac en una litera, y con mucha gente por detrás, creían haber descubierto un imperio, de allí viene el error de “Imperio inca“, porque Huayna Cápac no era un emperador, era un Inca, un gobernante. De haber sido emperador hubiera tenido palacios y no los tuvo.  Según sus estudios, los cusqueños, junto con los lucre y los killke deciden nombrar un jefe, y a ese jefe le llaman Inca, cuyo nombre no se conoce, tampoco el del siguiente y en medio de esta sucesión de incas, aparece un mito, una leyenda explicativa de su origen para sus descendientes, y fabrican una sucesión de los incas anteriores a Pachacútec, que son incas míticos (no de carne y hueso); Cuando llegan los españoles, ya empiezan a dar cuenta de su abuelo Pachacútec, su padre Túpac Yupanqui y el nieto Huayna Cápac. Mientras se documenta de todo esto, encuentran que estaban peleando Huáscar y Atahuallpa, que no fueron incas.

Según cuentan las crónicas, el valle del Cusco, estuvo poblado desde hace 5.000 años a.C. por asentamientos humanos del periodo pre-cerámico, conformado por los Wayllabamba, Canchis, Qorqa, Chumbivilcas, Calca  entre otros hasta el 1500 a.C., que vivieron en cuevas y  se dedicaron a la agricultura y ganadería  (al pastoreo de llamas y alpacas).  Se han encontrado cuevas con instrumentos líticos y pinturas rupestres que representan escenas de pastoreo, cuyos testimonios hoy se exhiben en el Museo Inka de la Universidad San Antonio Abad del Cusco. Luego hubo un estadío formativo entre el 1000 y 800 a.C. en Chanapata y Markavalle. Estos asentamientos de la Cultura Andina, dieron origen a los Estados Regionales de Qotakalli, Killki, Wari y Lucre que luego de un proceso de evolución cultural, culminó su desarrollo dando origen al Gran Estado Inka entre el 1200 y el 1536. Lo demás ya es historia conocida, el sitio fue conquistado por el español.  Pero para entender el desarrollo de lo que se conoce como incanato es bueno abordar el tema desde las lenguas para ver como los pueblos confluyen.

Las lenguas ancestrales: Los idiomas del Cusco

De los estudios realizados por el Dr. Barreda Murillo se extrae que en el Cusco se hablaban cinco idiomas  (Por eso es que algunas crónicas dicen que los incas tenían idiomas que el pueblo no entendía)

–          Por un lado el “cauqui”, que se sigue hablando en la sierra de Lima;

–          El “jacaru”, que siguen hablando en Moquegua y Bolivia;

–          El “puquina”, hablado en Arequipa,

–          El “aymara”

–          Y el quechua.

En la famosa Iglesia de Andahuaylillas que tuve la oportunidad de visitar, la “San Pedro Apóstol” (hoy en proceso de restauración), entrando a mano a izquierda, arriba del bautisterio está escrito en latín: “Te bautizo en nombre del espíritu santo”; y a los lados, hay pilares pintados con flores y otros ornamentos, donde está la misma frase en cauqui, jacaru, puquina, aymara y quechua. Además, aprendí que el quechua no es originario del Cusco, es traído de la zona de Ancash; es un idioma que se fue perfeccionando y difundiendo junto con las conquistas de los incas, quienes  se autodenominan quechuas o queshuas (los cultivadores de maíz  que viven  en la zona queshua).

Barreda Murillo dice que hay muchas toponimias como Huanacaure, que no es quechua, es cauqui, y menciona que – “Podemos decir que el cauqui era un idioma que consideraba algunos cerros como sagrados. Cauqui es una palabra aymara, por ejemplo, que entra en el idioma quechua. ¿Por qué? Porque hay préstamos lingüísticos, y el quechua actual tiene un 20% de préstamos lingüísticos del aymara, que ya son parte del quechua. Muchas de las toponimias del Cusco pertenecen a estos cinco idiomas, y con mayor razón las relacionadas a la religión. Por ejemplo, Ausangate, nadie sabe que no es quechua, es cauqui, porque los cauqui que vienen acá, hablando su idioma, ven al apu, y le ponen nombre de inmediato. Salcantay también es cauqui.”

La cultura inca está viva en Q´eros

Como lo dijimos en encabezar la nota, es posible encontrar descendientes directos del imperio en todo el Cusco, especialmente en San Jerónimo y San Sebastián pero en Q´eros es donde es posible vivenciarlo, ya que en este lugar las fábulas y cuentos incas nos relatan el origen del hombre y su misión en la tierra (ver artículo recomendado sobre “Un viaje al mundo de los Qéros.  El último ayllu de los incas.”) Q’eros, un lugar preservado en medio de los andes y con muy poco contacto extranjero, es considerada la única comunidad andina que mantiene costumbres que se remontan a la época de los Incas. Muchos afirman que esta población aún mantiene sangre pura del antiguo Tahuantinsuyo. Esta población habla quechua y vive de la agricultura y la ganadería, sembrando papa a 3350 metros y pasteando llamas a la increíble altura de 4300 metros. Tejen sus atuendos usando antiguos modelos de tejido descriptos en crónicas del siglo XVI.

La Nación Q’eros está integrada por seis comunidades que mantienen vigentes las creencias, cultos y tradiciones andinas, que fueron transmitidas oralmente de generación a generación, prueba de ello es que aun realizan ritos y ceremonias en honor a sus Apus o Dioses Tutelares (se recomienda ampliar información leyendo el artículo sobre los tótems animales).  Creen y veneran a la madre Tierra rindiendo culto a Pachamama y a los Apus (los dioses de las montañas) que se juntan y comparten sus bondades con los humanos que viven entre ellos. Ellos dicen que los ríos que fluyen de los Apus son las venas de los dioses de las montañas y el suelo que las cubre es su carne. Los Q´eros creen que cada vez que cavan un agujero para plantar una papa, están tocando el cuerpo de uno de los dioses que controlan el tiempo atmosférico y deciden el éxito de las cosechas.

Cuando los Apus están satisfechos con la manera que los humanos los tratan, las cosechas son buenas; pero cuando no están contentos, las cosechas son escasas e incluso se llegan a perder. Los enormes y
majestuosos cóndores conocidos como Apukunka que vuelan sobre las montañas se cree que son los mensajeros de los dioses de las montañas.

En su relación con la muerte creen que las almas malvadas que no pueden encontrar paz descansan en los brazos de Apu Hembra que es la montaña Salcantay, y como estos espíritus intranquilos se ven como las sombras que pasan sobre la cara de la montaña cuando el sol brilla, ellos no siembran allí, le echan la culpa a estas almas malvadas por el destino cruel de esta montaña. La visita a esta comunidad es muy especial, pues es adentrarse en la cultura y el modo de vida de estas personas. Si se tienes la oportunidad de participar en sus ritos y de vivir junto a ellos, es una experiencia inolvidable.

La red de caminos de los incas, la gran muralla americana.

Analicemos las influencias Incas en otros sitios de América y más allá del Cusco: Todos nos centramos en la magnificencia de Machu Picchu, sin embargo el incanato tiene muchos sitios de interesante valor arqueológico y el santuario solo es parte integrante de una región de gran movimiento económico en tiempos del inca Pachacùtec (4) y forma parte de la red de caminos del inca. El Cápac Ñan  (en quechua: Qhapaq Ñan, vía principal o El camino del Señor  o El camino andino principal), lo que conocemos como caminos del Inca o caminos incas, es el nombre que se les da al extenso sistema de caminos, eje principal de la red viaria del imperio inca que salía del Cusco en cuatro direcciones, iniciándose en la Plaza de Haukaypata Inca para dirigirse al norte por Chinchaysuyo, ocupado por quechuas, yungas y chibchas; al sureste el Collasuyo (Qollasuyu) ocupado por aymaras y qollas; el Contisuyo, al suroeste habitado por los pulinas y al oriente el Antisuyo donde vivían los antis (nativos de amazonia). Es decir que el Cuzco era considerado el centro del poder político, social y económico del Estado Inca, donde los dioses, personas, animales y recursos del mundo andino convergen. Los caminos integraban y conectaban la capital de los Incas con todas las poblaciones y centros complementarios en las cuatro regiones del Imperio Inca donde se encontraban los órganos de administración, producción, centros militares y religiosos, para facilitar el intercambio, el comercio y la producción y el ejercicio del culto.

El culto a las deidades Pre-incas e Incas es notable en la artesanía, tanto en tejidos como en metales y en piedra que puedes adquirir y que se llaman churus.  Me compre un tótem que tiene en su base a una serpiente que significa la sabiduría, un felino en el centro el titi-qoa-choquechinchay que representa la tierra y simboliza la fuerza,  y  el Apu Kunturi o Cóndor que representaba el aire.

Todos los caminos del imperio se vinculaban con el Cusco, tal cual como todos los caminos conducían a Roma, ya que el Qosqo era la capital imperial, de donde se desprenden una serie de caminos que unen los distintos pueblos del Imperio Inca. Al conocerlos uno puede entender la región y confirma que estos vestigios son una prueba de la integración multicultural y ecológica sin precedentes en la historia del mundo, incluyendo los desafíos logísticos que implicaron su construcción. El Cápac Ñan permitió la integración de estos pueblos y facilitó al inca el fácil acceso a los pueblos de toda la red del camino inca, a través del intercambio de diversos productos, la transmisión de valores culturales, el acceso a los diferentes santuarios incaicos y el desarrollo de prácticas comunes. Fue además un símbolo del poder del Estado Inca que reflejaba su expansión a lo largo de la geografía sudamericana, llegando a abarcar seis países andinos actuales: como Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y el actual Perú, uniendo diferentes regiones que conformaban el Tawantin Suyu.

Veamos como se extiende el imperio de Perú al resto de América: En Argentina, la red de caminos incas se extienden por las provincias de Salta, Jujuy, Catamarca,Tucumán, Mendoza, San Juan y La Rioja, demostrando  un dominio militar y cultural de las fronteras políticas, además de una tradición religiosa única en el mundo, adorando a las montañas y realizando rituales y sacrificios en templos construidos en numerosas cumbres que superaron los 5.000 msnm como en el caso de las momias de los  Llullaillaco (5)

E [n Bolivia, el Qhapaq Ñan se pone de manifiesto en las mesetas, valles, punas y cordilleras habitadas por pueblos agrupados bajo el nombre de Qollasuyo. La zona principal del camino Inca en Bolivia lo constituye el tramo Desaguadero – Viacha, que rodea el lago Titicaca y atraviesa importantes sitios rituales que incluso hoy en día forman parte de la memoria oral y son áreas de actividad ritual para el pueblo aymara que vive en la meseta del Collao. Por otro lado, el camino Choro es una clara evidencia de la ingeniería prehispánica en una topografía muy difícil, que sin duda planteó grandes problemas logísticos debido a su lejanía de los centros poblados en aquel momento.

El Qhapaq Ñan en Chile es un sistema de carreteras incrustadas en un paisaje único debido a las condiciones extremas en términos de aridez y altitud, lo que demuestra la voluntad y la necesidad del Inca de ampliar sus tierras motivado en busca de recursos minerales como en Arica-Parinacota, Tarapacá, Atacama y Antofagasta. El Inca logró esta hazaña en un territorio inhóspito en virtud de los intercambios que mantuvo con las comunidades locales quienes transmitieron sus conocimientos ancestrales necesarios para dominar y cruzar el desierto más seco del mundo: el desierto de Atacama.        En Ecuador el Qhapaq Ñan es visible en las rutas y las técnicas de construcción utilizadas para cruzar la sierra ecuatoriana desde el Nudo de Azuay hacia el norte. El territorio ecuatoriano fue ocupado antes del avance de los Incas por los Paltas y Malacatos, Calvas, Ambocas y Chaparra; luego de su anexión al Chinchaysuyo la red de carreteras permitió que la relación entre los pueblos se mantenga. El principal producto de intercambio fueron el ajo, el algodón, la sal y la coca.   

El Perú alberga importantes vestigios de los caminos longitudinales y transversales que son el resultado del perfecto dominio y control del territorio y que muestran grandes logros en ingeniería de caminos altamente especializados que van desde la costa cálida y salvaje, a la selva espesa, húmeda y misteriosa, y las cumbres de los Andes con su configuración majestuosa. Esto muestra la magnitud de la logística implementada, la administración de los recursos de la mano de obra utilizada para la construcción y mantenimiento. El diseño de carreteras y la tecnología  aplicada en la construcción de los camino y puentes, y finos acabados en los edificios de los centros monumentales de administración y servicios forman parte de la red de Qhapaq Ñan que ilustra casi todos los contextos geográficos y muestra un sistema de comunicación, con tecnología andina y tradiciones basadas en los sistemas de reciprocidad y complementariedad característica de la sociedad inca y el mundo andino. El famoso Camino del Inca que une el valle sagrado de Cusco con Machu Picchu, es sólo una parte mínima y tangencial de la gigantesca red de caminos incas (leer nota Machu Pichu: entre el cielo y la tierra/La ciudad perdida es Patrimonio de la Humanidad de Cristina Amalia Lopez)

Podemos concluir entonces con la afirmación que el Qhapaq Ñan con sus más de 60.000 km de longitud, constituía la carretera principal norte-sur que posibilitaba el control económico y político del imperio inca, y que esta columna vertebral fue hábilmente construida por manos especialistas y puede ser comparada, por sus dimensiones, con la ruta de la seda o la Gran Muralla China, al menos esa fue mi impresión cuando estuve en Picquillacta, confirmándoles que el Cusco ha sido la capital de la Cultura Andina durante el incanato, prueba de ello es Qoricancha, llamado en quechua “Intip Wasin” que quiere decir casa del Sol.

Qoricancha era el templo principal del dios sol, donde se le rendía culto al Sol y su esposa la Luna, y el culto tenía el ritual de ofrendar mullo a los dioses, hoy allí está el Convento de Santo Domingo de Cusco que empezó a construirse en el lugar del recinto principal en el s XVI. En el centro del claustro está la pileta ceremonial prehispánica tallada de un solo bloque de piedra.  Cabe destacar que los dos recintos menores son parte del antiguo templo inca, con el patio de oro dedicado a las deidades celestiales como el sol, la luna, las estrellas, el rayo, el relámpago y el arco iris, mientras que en el recito inca mayor está el nicho ceremonial o trono del inca, y en la sala Guaman Poma de Ayala se puede ver una referencia del calendario inca, el ciclo anual agrícola y las fiestas y celebraciones del calendario ritual. Se dice que desde este lugar se podían apreciar figuras quiméricas y líneas imaginarias conocidas como seqes que irradiaban desde Qoricancha y unían entre si otros santuarios del Cusco. Estudios arqueológicos realizados en la zona documentan que se ha trabajado el oro y en cuanto a las técnicas que emplearon los plateros Inka en los objetos de metal hallados en Qorikancha, tenemos que mencionar: el vaciado, laminado y soldado, notable en esculturas encontradas dedicadas a la luna, y se hallaron láminas de oro y de otros metales trabajados.                                                                                                           A continuación transcribimos las notas de Barreda Murillo sobre las excavaciones en el Qorikancha: El año de 1972, cuando el Patronato de arqueología tenía a su cargo la misión de poner en vigencia la ley de monumentos 6634, aprobaron nuestro Proyecto, para excavar en el Qorikancha. Gracias a este Proyecto, nuestra investigación rescató más de 800, testimonios arqueológicos, consistentes en: metales (oro, bronce y plata), decenas de esculturas talladas en conchas marinas, que representan, llamitas, y esculturas antropomorfas, cuentas de turquesa, lapizlázuli, pendientes de cristales de cuarzo cristalino, esculturas en piedra que representan camélidos, y miles de fragmentos de cerámica pertenecientes a los asentamientos preinka de Killki, Lucre y finalmente restos de cerámica Inka, y pocos fragmentos de cerámica colonial. Tanto la excavación como la documentación y proceso de análisis es pagado con mi peculio, el Patronato de Arqueología de Cusco, colaboró con el pago a los cuatro peones, entre ellos estaba el Antropólogo José González Corrales.

Hechos curiosos: Les recomiendo leer las apreciaciones de Barreda Burrillo sobre el Q`ero, el Cusco y Machu Picchu y lo que Binghan encontró en el lugar ya que sostiene la teoría que los incas no construyeron ciudades sino llactas, ya que en la ciudad no había ni baños, ni desagües y aborda el tema del Cusco prehistórico, en el Museo Inca se encuentra la síntesis de sus investigaciones sobre el origen de los incas no fundamentado en mitos y leyendas sino como bien lo dice en procesos de investigación producto de sus hallazgos en las excavaciones que llevó a cabo de su propio peculio. (6)

Conociendo la esencia del imperio Inca: lugares sagrados, fortalezas militares y sitios de sembrado

Saliendo del Cusco por la Av. Don Bosco uno puede ver los vestigios del Palacio del inca Manqo Qhapaq  (Qollqampata) y llegar a Sacsayhauman que está a 3600 msnm, es un imponente sitio inca, compuesto por cuatro sectores, por un lado las murallas, colosal construcción formada por tres series de bloques de piedra unidas con gran precisión (algunas de hasta 9 metros de altura y 350 toneladas de peso), cuya destino era la defensa que forma la explanada conocida como plaza de Chuquipampa, cuenta con torreones  y el cerro Suchuna que está ubicado frente a los baluartes. Este sitio es una fortaleza cuyo nombre deviene de la voz aimara saqsaw “lugar de saciarse”, y waman “halcón”, es por esto que se le da el significado de “lugar donde se sacia el halcón”.  Esta asombrosa obra arquitectónica se construyó en 77 años (entre 1431 y 1508) inició su construcción en el siglo XV, en el gobierno de Pachacútec y siguió en los reinados del Inka Yupanqui y Wayna Qhapaq, y lo curioso es que ha sido edificada de piedras gigantes que nadie explica como pudieron ser unidas entre sí, con tal maestría que no cabe un alfiler entre ellas. En los muros de Sacsayhuamán se pueden encontrar imágenes labradas por los incas, y existen entradas subterráneas a los túneles, anfiteatros, y construcciones netamente rituales, que al parecer tienen relación con el culto al agua.  Se han encontrado almacenes para alimentos y armas, además de canales con los que se distribuía el agua. También fue hallado el trono del inca, desde donde se presume el soberano presidía las ceremonias rituales y que se encuentra ubicado junto a la fortaleza y está compuesto de una roca inmensa, que ha sido pulida en varios niveles. Desgraciadamente este sitio fue destruido paulatinamente entre 1537 y 1561, convirtiéndose en cantera para la Catedral del Cusco y de las casas de los españoles, gran parte del monumento que podemos observar en la actualidad constituye solo el 20% de la edificación que fue siglos atrás, puesto que los españoles en la época de la Conquista, desarmaron sus muros y torreones para evitar levantamientos en contra de ellos. Todos los 24 de junio de cada año se celebra en este lugar el Inti Raymi, celebración del culto al Inti o dios Sol, dios máximo del Imperio Incaico.

Como parte del valle sagrado encontramos el pueblo de Ollantaytambo (a 2600 m de altura) que conserva el trazado y los muros que poseía el incanato.  El complejo arqueológico (2750 m) es una de las obras más monumentales de los incas y constituye una antigua fortaleza compuesta por templos y terrazas que se elevan majestuosamente sobre el valle manteniendo la planificación urbana diseñada hace más de 500 años.  Construido sobre dos montañas es un lugar estratégico que domina todo el valle y desde el cual se puede observar otras construcciones incas magníficas, que funcionaban como complejo militar, administrativo, agrícola y religioso. El río Patakancha divide al pueblo en dos partes, una de ellas de carácter ceremonial donde se encuentra la Plaza de las Peticiones o Manya Raqui y la otra para viviendas. La tecnología de la época de los incas está en funcionamiento y se están ampliando los andenes para las plantaciones y los lugareños van a la yunga (selva) a buscar humus (tierra caliente) para cambiar 50 cm de tierra en cada andén renovando cada cuatro años el lugar para asegurar la calidad de la semilla y dando descanso a los andenes que ya dieron frutos.  En un principio la agricultura en andenes sería la más costosa, pero la más ecológica, la más sana, la menos contaminada. Actualmente las zonas que visitamos han sido centros de investigación de cultivos y domesticación de animales.

Qenqo, cuyo nombre significa “laberinto”, es el monumento sagrado que conforma el conjunto arquitectónico religioso donde se efectuaban las ceremonias de culto a la fertilidad, allí se halla un anfiteatro, a modo de roquedal donde existen varios asientos y escalinatas labradas, acompañado de un monolito central tallado en roca cuya escultura de 6 metros simula un felino, y un ave que son elementos de connotación religiosa inca y ya que los españoles la desfiguraron a golpes para extirpar de las sociedad inca el culto a las idiolatrías. El sitio cuenta con pasajes subterráneos, con un canal serpenteante que termina en la hendidura circular representando a una serpiente y en la caverna semicircular que existe en la parte inferior se halla una mesa donde se cree practicaban ritos .  También se puede distinguir dos figuras cilíndricas que podrían parecer parte de un observatorio astronómico.

Puca Pucara cuyo nombre significa “Fortín Colorado” (Pucara=Fortaleza Puka=Rojo) es un puesto de control y sitio administrativo que funcionaba como cuartel y tambo a la vez  para  alojamiento y depósito de alimentos, y se puede observar una plazoleta donde se mantienen algunos recintos y se pueden ver acueductos, fuentes de agua y andenes.  Fue construido sobre un contrafuerte encerrado en una muralla y con andenerías de contención por esto se considera que fue un fuerte militar de control de acceso cuando el inca visitaba Tambomachay “lugar de descanso”, que es el lugar de culto del agua, y allí se quedaba toda su comitiva y bailarines.

Tambomachay es conocido también como Baño de la Ñusta, sus acueductos llevan agua de manantiales todo el año.  Fue una vía de camino del Qapaq Ñan hacia el Antisuyo. El colonial pueblo de Pisaq ò Pìsac a una hora del Cusco se encuentra a 2950 msnm, está ubicado a 32 km, y en el lugar se siguen llevando a cabo la misa cantada en quechua presidida por los alcaldes de las diferentes comunidades indígenas. Posee el templo inca de adoración y veneración al sol que se halla a 3300 msnm y es apasionante ver las vistas que se descubren desde los andenes que conducen a las partes más elevadas de la montaña. Se trata de un parque arqueológico construido con perfectas e interesantes construcciones líticas.  Fue una gran ciudad que agrupaba barrios como Intiwatana, Tianayoc, P´isaqa y K´alla Qasa unidos por dos túneles y  los andenes de Patapata y Aqchapata.  En la zona se encuentra el cementerio inca conocido como Tankana Marka y en su pintoresca y concurrida feria se practica el trueque como modo de comercio.

Pasando por Coya, Lamay donde se encuentra también la ruina de Huchuy Cusco, siguiendo por Calca con la fantástica estatua del León americano y los baños termales de Machacancha, el valle que circunda el río Urubamba (2862m) llega a las Salineras y nos permiten apreciar los nevados de Sahuasiray de 5777 msnm y el Chicón de 5200 msnm respectivamente.

El impresionante muro inca de Chinchero  (a 30 km de Cusco y a 3760 msnm) da la bienvenida a una feria artesanal donde las obras de los lugareños nos permiten descubrir las técnicas ancestrales con productos de estilo precolombino donde también puedes conocer el templo colonial, y visitar el museo de sitio de Chinchero. Desde sus miradores se pueden ver soberbios paisajes que nos muestran la cordillera de Vilcanota con los nevados de Chicòn y Wakay Wilka y donde se puede ver los restos del palacio de Tupac Inka Yupanqui y su hacienda real, que fue un centro agrícola desde el cual se ve las lagunas de Piuray y de Huaypo.

Pasando el pueblo de Maras (3028 msnm), llegamos a Moray (a 3176 msnm) que es un grupo arqueológico único en su género. Su nombre proviene del quechua Aymoray que se relaciona con el mes de mayo como el tiempo de cosecha del maíz. Comprende un enorme conjunto de andenes circulares de cuatro galerías elípticas llamadas “muyus”.  El más grande tiene una profundidad de 150 metros. Por su ubicación geográfica y sus condiciones climatológicas en la antigüedad se experimentó con la agricultura a modo de vivero donde se logró desarrollar variedades de maíz y producción de semillas adaptadas a diversos pisos ecológicos del Tawantinsuyo, logrando una producción de una altísima calidad nutritiva con niveles que mantiene un microclima diferente que beneficia esta experimentación.

Valle Sur con el recorrido planteado desde el Cusco nos lleva por San Sebastián y San Jerónimo a atravesar poblado que nos conducen a Tipón, que es el más complejo sistema hidráulico  que cuenta con un conjunto de terrazas agrícolas con largas escalinatas que dan vistas en diversos ángulos y con una obra arquitectónica que permite apreciar los cursos de agua labrados en la piedra, es uno de los jardines reales que mandó construir el Inca Wicacocha y que mezcla arte con sabiduría para evidenciar que el agua es el principal generador de vida. Está formado por doce terrazas con enormes andenes que son más amplios en la parte superior y disminuyen el tamaño conforme uno va ascendiendo, y desde allí se ven los muros de piedra pulida que muestran caídas de agua ornamentales.  Aquí se realizó también experimentación agrícola y se dedicó al culto religioso, en una de sus laderas se encuentra el cementerio llamado Pitopuqyo.

Pasando a la vera de la laguna de Huacarpay o Wacarpay llegamos hasta Piquillacta, construida en la falda del cerro limitando con la rivera izquierda del rio Vilcanota y la población de Lucre, fue construida durante el apogeo de la cultura Wari (500 ò 900 años d.C) tiene casi dos km. de extensión,  con muros de doce metros de altura y está conformada por una ciudadela rodeada de terraplenes y depósitos de granos con espacios excavados donde se ha encontrado cerámica Huari  previa a la cultura inca. Es quizá el conjunto arqueológico pre inca más antiguo que se asemeja a una guarnición militar, y se puede clasificar como “la muralla china americana”  Su nombre significa “Ciudad de las Pulgas”.  Fue construida con lajas y barro con edificaciones de dos o tres pisos y algunas de sus murallas llegaron a tener doce metros de altura. Refiriéndose a este sitio  Barreda habla sobre la invasión huari al Cusco y la imposición del idioma aymara diciendo que “es notable en la excavaciones, que la lucha de los quechuas y aymaras en Cusco era tan fuerte que, en medio de toda esa lucha, surge otro asentamiento que se llama Lucre, del año 1000 después de Cristo. Ellos organizan a los cusqueños y se van contra los huari de Pikillacta, y entre miles de gentes empujan las paredes y entierran gran parte de los 200 edificios, y no les queda otra cosa a los huari que abandonar el Cusco. Así se liberaron de la invasión de los collas, es decir de esos huari que hablaban aymaras.“

Es interesante conocer Raqchi, allí está el único monumento inca que tiene cuatro naves y columnas cilíndricas, es el templo de Wiracocha. Andahaylillas merece un párrafo aparte ya que allí se encuentra el Templo de San Pedro Apóstol y se la llama la capilla sixtina americana, con obras de arte del barroco andino de un valor incalculable, donde se funde la mística creencia del cielo, la tierra, lo sobrenatural, el alma convirtiéndose en arte. Es en la Casa de Garcilaso de la Vega donde podrás ampliar el conocimiento sobre la cultura pictórica cusqueña porque funciona como museo y podrás acceder a la cultura Chanapata, Killque y Marcavalle,

El conocido inca Garcilaso de la Vega cuyo nombre era Gómez Suárez de Figueroa, nació el 12 de abril de 1539 y falleció el 23 de abril de 1616.  Fue escritor e historiador del Perú y es considerado el primer mestizo biológico y espiritual de Amèrica, ya que era hijo del Capitán Garcilaso de la Vega y Vargas y la Princesa Ñusta Isabel Chimpu Ocllo. Es autor de dos obras importantes “Los comentarios reales” y la “Florida del Inca”.  Muchos lo identifican como el mestizo racial y cultural que supo asumir y conciliar en sus dos herencias étnicas, ambas culturas, la indígena americana y la europea proveniente de España e Italia. Lo que siempre comentamos sobre el perfil multiétnico, multireligioso y multicultural, está presente en este personaje.

De esta manera tenemos una visión panorámica del origen de los Inka, su organización social, económica y política y analizamos cuales han sido las expresiones culturales de los Inka cuando hablamos de la arquitectura, escultura, textilería, metalurgia, y cerámica y tomamos testimonios arqueológicos que se muestran en el Museo Inka de Cusco, que posee 9.500 objetos arqueológicos Inka. Solo queda la invitación a que sigas leyendo y tengas la oportunidad de visitar estos sitios.

Gracias por leerme.

De Cristina Amalia Lopez

Presidente de CONPANAC – MODELBA – AAM / Docente de la Universidad de Palermo

Citas:

(1)   Nota para leer a cerca del enfrentamiento del gobierno peruano y sendero luminoso http://es.wikipedia.org/wiki/Quechua_(etnia)#Discriminaci.C3.B3n_.C3.A9tnica_a_la_poblaci.C3.B3n_quechua

(2)   Disfrute el Cusco sabiendo que se encuentra a más de 3000 metros de altura porque lo que es recomendable no realizar esfuerzos físicos sin antes prevenir los efectos del mal de altura tomando un mate de coca.  Y si viaja entre noviembre y abril meses de mucha lluvia, lleve impermeable.

(3)   Tahauntinsuyo: significa en quechua: las cuatro regiones y proviene de la división en suyus que tuvo: Chinchaysuyo, Collasuyo, Antisuyo y Contisuyo. La capital del Imperio fue la ciudad de Cusco (ombligo del mundo), por ser el centro del desarrollo de la etnia Inca desde sus inicios y su fundación por Manco Cápac.

(4)   Pachacútec http://es.wikipedia.org/wiki/Pachac%C3%BAtec

Algunos historiadores recalcan su figura histórica y tienden a considerarlo como una de las principales figuras en el desarrollo de las civilizaciones precolombinas, como por ejemplo diría de él el historiador británico Sir Clement Markham: “Él más grande hombre que la raza aborigen de América haya producido”;10 otros historiadores y cronistas comparan su figura con la de un Carlomagno americano, haciendo referencia a la expansión del Estado Inca y la consolidación del imperio que logró; e incluso a la de Solón, recalcando los dotes de legislador y estadista que se cuenta tuvo Pachacútec. Tomado de “Historia del Tahuantinsuyo”, historiadora María Rostworowski. “Con sus medidas dio unidad geográfica e idiomática, iniciando la uniformidad que permitió más tarde la formación del Perú actual”.

(5)   Los Niños de Llullaillaco, es el nombre con el cual se conocen los cuerpos de tres incas excepcionalmente conservados por alrededor de quinientos años, hallados a una altura de 6700 msnm cerca de la cima del volcán Llullaillaco en Salta – Argentina

(6)   Datos de las excavaciones arqueológicas en Cusco el libro Cusco del Mito a la Historia, http://www.luisbarredamurillo.galeon.com/aficiones2170542.html`

Aclaraciones: Para hacer este trabajo se han consultado crónicas de la época y estudios realizados por arqueólogos reconocidos como el Dr. Luis Barreda Murillo y el Antropólogo José González Corrales

Se recomienda leer:

Hallan restos de la cultura Killque en Machu Picchu

http://napa.com.pe/2012/03/09/hallan-restos-cultura-killque-machu-picchu/

Reglamento de Uso Turístico de la Red de Caminos Inca del Santuario Histórico de Machupicchu y su Zona de Amortiguamientohttp://qosqo.info/normas/reglamento-de-uso-turistico-de-la-red-de-caminos-inca-del-santuario-historico-de-machupicchu-

Oro de Qoricancha:  http://www.luisbarredamurillo.galeon.com/aficiones1355383.html

BBC Mundo Donde están los descendientes de los incas? http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2010/02/100129_incas_peru_re.shtml

El tótem de los animales  http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/4666946/Los-Q_EROS–Animales-de-Poder-.html

El Paititi: Leyenda  o una realidad por descubrir http://peruahora.wordpress.com/category/arqueologia/page/2/

Un viaje al mundo de los Qéros.  El último ayllu de los incas. http://www.peru-landtravel.com/viajesaperu/2011/01/26/peru-folklorico-turismo-un-viaje-al-mundo-de-los-q%e2%80%99eros-el-ultimo-ayllu-de-los-incas/

Publicado el 11 junio, 2012 en Sin categoría y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: